Estimulación del Nervio Vago para la Epilepsia, por el Doctor Eddy Monge, MSN Doctor

Estimulación del Nervio Vago para la Epilepsia

Con amplios resultados el Doctor Eddy Monge nos presenta una alternativa válida para la epilepsia, se trata de la estimulación del nervio vago.

¿Qué es el nervio vago?

El nombre del nervio vago viene del latín nervus vagus.

"Su raíz significa deambular, y realmente describe la forma en que deambula por el cuerpo, así como un vagabundo"

El nervio vago se divide en dos: uno que se extiende por el lado derecho y otro por el izquierdo del cuerpo humano.

Se origina en el tronco cerebral aproximadamente detrás de las orejas y se extienda por cada lado del cuello, cruza el pecho y llega hasta el abdomen.

El nervio vago conecta el tronco cerebral con casi todos los órganos del cuerpo, con el corazón, pulmones, estómago, intestinos, páncreas, hígado, riñones, bazo y vesícula. Se mueve a través de casi todos los órganos esenciales.

Es como una gran y crítica autopista o un cable de teléfono trasatlántico con miles y miles de fibras dentro, comparan los especialistas.

"El 80% de esos cables son sensores, lo que significa que el nervio vago en toda su extensión está reportando lo que pasa en todos los órganos del cuerpo al cerebro".

 
 
 
 

¿Qué es un estimulador del nervio vago?

El estimulador del nervio vago es un tratamiento de la epilepsia. El nervio vago sube por ambos lados del cuello hacia el cerebro. El estimulador del nervio vago envía impulsos eléctricos a ese nervio, que a su vez los envía al cerebro. Esto ayuda a prevenir las crisis convulsivas o a acortar su duración.

¿Cuáles son las ventajas de este tratamiento?

Cuando se usa junto con la medicación, un estimulador del nervio vago puede:

  • ayudar a que el paciente tenga menos crisis convulsivas

  • hacer que las crisis convulsivas sean menos graves 

  • detener una crisis que ya había empezado 

Controlar las crisis convulsivas da al niño una mayor sensación de que controla su afección. Muchos padres informan de que su hijo está más contento, menos ansioso, más alerta y se encuentra mejor a nivel general gracias a este tratamiento. 

Los niños también tienen menos probabilidades de tener que ir al hospital para tratarse las crisis y muchos pueden tener que reducir la medicación. 

¿Quién se puede beneficiar de este tratamiento?

Este tratamiento funciona mejor en aquellos niños que tienen por lo menos 4 años de edad y:

  • tienen crisis parciales (focales)

  • se están medicando para tratar la epilepsia, pero no han mejorado

  • no son unos buenos candidatos para tratarse la epilepsia operándose

Estimulación del Nervio Vago para la Epilepsia, por el Doctor Eddy Monge, MSN Doctor

¿Cómo se coloca el dispositivo?

El estimulador del nervio vago se coloca durante un procedimiento quirúrgico breve:

  1. El niño se medica para quedarse dormido y estar cómodo durante todo el procedimiento. 

  2. El médico hace una pequeña incisión (corte) en la piel del pecho del niño. 

  3. Coloca un pequeño aparato o dispositivo llamado generador dentro del pecho. 

  4. El médico dirige una serie de cables procedentes del generador hacia el nervio vago izquierdo y los enrolla alrededor de él. 

  5. Luego cierra la herida con una pequeña cantidad de puntos y la venda. 

 

Los cables del generador envían impulsos eléctricos hacia el nervio vago, que los trasmite al cerebro. Los cables no entran en el cerebro. 

Después de someterse a este procedimiento es normal que el niño esté un poco dolorido. En el hospital, el equipo médico que lo atiende se asegurará de que está cómodo. La mayoría de los niños se encuentran mejor y vuelven a casa el mismo día del procedimiento. 

¿Implica asumir algún riesgo?

El tratamiento por estimulador del nervio vago es muy seguro y la mayoría de la gente no tiene ningún problema. Cuando el aparato envía impulsos eléctricos, hay niños que tosen, se les pone la voz ronca o tienen una sensación extraña en la garganta. Estos signos o síntomas suelen mejorar con el paso del tiempo. El profesional de la salud que atiende a su hijo revisará con usted todos los riesgos implicados antes de que su hijo se someta al procedimiento. 

¿Cómo funciona el dispositivo?

El generador va enviando pequeños impulsos eléctricos a lo largo del día. Esto ayuda a prevenir las crisis convulsivas. Así mismo, si va a tener lugar una crisis convulsiva, el generador lo sabrá basándose en los cambios del paciente en la frecuencia cardíaca. Entonces, enviará impulsos adicionales para prevenir la crisis o para hacerla menos grave. Esto recibe el nombre de modo de “autoestimulación”. 

El equipo médico que lleva a su hijo programará el dispositivo y les enseñará a usarlo y a mantenerlo. 

¿Qué puede ocurrir si mi hijo tiene una crisis convulsiva?

A veces y a pesar de que el generador esté funcionando bien, puede haber crisis convulsivas. Si su hijo está en plena crisis convulsiva, usted podrá detenerla o reducir su gravedad usando el imán portátil del estimulador. Lo pasará por encima de la piel que cubre el generador. Y el imán hará que el generador envíe una señal más fuerte al cerebro para detener la crisis. 

El equipo médico que lleva a su hijo les enseñará cuándo y cómo usar el imán. 

¿Qué más debería saber?

Puede costar cierto tiempo que los niños con estimulador del nervio vago empiecen a tener menos crisis convulsivas. La mayoría de las familias perciben una mejoría después de varios meses a uno o dos años de llevar el estimulador. 

En la evaluación al paciente y los estudios posteriores el Doctor Eddy Monge le dará un panorama de los beneficios que tendrá el caso del paciente, en este punto debemos considerar que no existen dos parámetros iguales y que la evaluación es necesaria para determinar de acuerdo con la condición el beneficio que tendrá.

 

Basados en antecedentes que pueden aportar del historial clínico en este momento estamos realizando con muchos países las evaluaciones previas mediante telemedicina, de esta forma preparamos todo y la estancia del paciente es menor por el adelanto en las evaluaciones previas.