LAS ENFERMEDADES DEL COLON MÁS COMUNES

Por el  Doctor Aurelio Iván Nuñez
Cirugía General - Coloproctología - Colonoscopista

Nuestro aparato digestivo es considerado el sistema más grande del cuerpo humano. Pues, en este se produce la digestión y absorción de nutrientes, procesos vitales para nuestro desarrollo. Ahora bien, la salud intestinal va más allá de un tránsito intestinal regular, implica una buena alimentación. Pues, su descuido puede propiciar enfermedades del colon, también llamado intestino grueso.

El colon tiene como función extraer el agua, los nutrientes, las vitaminas, los aminoácidos y electrolitos de los alimentos que consumimos. Así como transportar nuestros desechos sólidos hasta el recto. Por ello es muy importante que conozcas cuales son las enfermedades del colon más comunes. 

 
catalogo historia telemedicina.png

Síndrome del Intestino irritable

El síndrome del intestino irritable, también conocido como colon irritable, es una enfermedad muy peligrosa. Se caracteriza por un cuadro crónico y por su capacidad de reaparecer después de haberlo padecido. Entre sus síntomas destacan: dolor o sensación de distensión abdominal y cambios en el ritmo intestinal. Esta última se traduce en diarrea o estreñimiento.

Colitis ulcerosa

Esta es una de las enfermedades más frecuentes del colon. Inicialmente provoca inflamación en el tracto digestivo, causando llagas o ulceras en esa zona. La colitis ulcerosa se caracteriza por afectar profundamente el revestimiento del intestino grueso y el recto. En consecuencia, puede ser debilitante y en el peor de los casos poner en riesgo la vida del paciente.

Aunque complicada, por lo general, sus síntomas aparecen con el tiempo. Tampoco existe cura para esta enfermedad. Sin embargo, el tratamiento adecuado puede reducir los síntomas de la enfermedad. Entre los más frecuentes se encuentran: diarrea, cólicos abdominales, sangrado rectal, fatiga, fiebre, pérdida de peso, así como una necesidad imperiosa de defecar.

Los divertículos

Esta es otra de las enfermedades más frecuentes del colon. Los divertículos se caracterizan por pequeñas bolsas abultadas en el intestino grueso. Por lo general, se presenta con más regularidad en personas mayores a 60 años. Ahora bien, ¿qué la provoca? Los expertos consideran que la principal causa de esta afección es una dieta pobre en fibra.

A diferencia de otras afecciones, la diverticulosis es silenciosa. No tiene una sintomatología marcada. Sin embargo, algunas veces puede provocar cólicos leves, hinchazón abdominal, estreñimiento, náusea, fiebre y hasta escalofríos. En casos más graves, esta enfermedad del colon puede causar sangrado, desgarres u obstrucciones. Curiosamente, se detecta cuando el medico busca otras patologías.

Cáncer colorrectal

Sin dudas, esta es una de las enfermedades del colon más comunes y más nombradas. Este tipo de cáncer afecta al colon y al recto, dos partes muy importantes del intestino grueso. Se presenta cuando se forman tumores en el revestimiento del intestino grueso. Las probabilidades de desarrollarlo aumentan después de los 50 años, tanto en hombres como mujeres.

Ahora bien, las probabilidades de padecerlo aumentan, aun más, cuando la persona tiene antecedentes familiares de cáncer colorrectal. Incluso, cuando ha padecido alguna enfermedad del tracto intestinal como la colitis ulcerosa o tiene pólipos en el colon (tejido anormal). O, también cuando la persona fuma, lleva una dieta rica en grasas y pobre en fibras.

Aunque el cáncer colorrectal es mortal si se trata a tiempo se puede curar. Por ello, es muy importante que, después de los 50, te practiques una colonoscopía o te hagas una prueba de sangre en las heces. Además, presta atención a su sintomatología, como diarrea, estreñimiento, presencia de sangre brillosa en las heces, calambres frecuentes a causas de gases, hinchazón, entre otros.

 
 

¿Cómo podemos contrarrestar estas enfermedades del colon?

Por lo general, cuando las enfermedades del colon son crónicas y no se tratan a tiempo es muy difícil detener su avance. No obstante, tu estilo de vida marcará la diferencia. Por ejemplo, tu dieta influye directamente en la salud de tu corazón, cerebro, huesos y por supuesto en tu aparato digestivo. Por ello la integridad de colon se ve afectada por lo que comes.

Entonces, procura llevar una dieta rica en fibras. Así que incluye verduras, frutas y granos en tu plato. De igual forma, procura alimentos que contengan vitamina D (como el pescado o los cereales) u opta por tomar 15 minutos de sol al día. Por el contrario, reduce el consumo de carnes rojas y productos procesados, siempre que quieras mantener una buena salud intestinal.

Como has podido notar, el intestino grueso es un órgano muy sensible. Por consiguiente, sufrir del colon puede afectar no solo nuestra salud, sino también nuestras relaciones sociales y laborales.  Así que además de cuidar tu alimentación, practica actividades físicas, pues el aumento del flujo sanguíneo ayudará a oxigenar tu tracto intestinal. Y por favor, ¡no aguantes las ganes de ir baño!